Nuestra “competencia emocional”

Nuestra capacidad emocional, ¿nos hace competentes emocionalmente o no? ¿Podemos desarrollar esta competencia personal y profesional? ¿Qué referencias fiables puedo tomar para ello? ¿En qué me enfoco? 

Como introducción te ofrezco, mediante enlace, un trabajo publicado en 2007 de Rafael Bisquerra y Núria Pérez Escoda. En este trabajo presentan una interesante revisión conceptual y en su resumen inicial anticipan que: “El concepto de competencia está en revisión debido a su complejidad. Hay diversas categorías de competencias: técnicas, profesionales, participativas, personales, básicas, clave, genéricas, transferibles, emocionales, socioemocionales, etc.”. En su escrito “se toman en consideración las competencias emocionales, entendidas como un subconjunto de las competencias personales. Se exponen los trabajos en torno a estas competencias y se aporta una conceptualización y una sistemática estructurada en cinco grandes bloques: conciencia emocional, regulación emocional, autonomía emocional, competencia social, habilidades de vida y bienestar. Se hace referencia a las aplicaciones de las competencias emocionales en la empresa, la salud y la educación. Por último y para clarificar conceptos distinguen entre inteligencia emocional, competencia emocional y educación emocional”.

Significado social

Respecto de las habilidades de la competencia emocional, Carolyn Saarni (1997; 2000), defiende que las respuestas emocionales tienen un significado social. La competencia emocional es inseparable del contexto cultural y la presenta como un conjunto de habilidades que están directamente conectadas con los factores sociales; es decir, que las creencias y los valores tienen su papel en el proceso de desarrollo de la competencia emocional de los individuos. En este sentido, ella destaca:

  • Consciencia del propio estado emocional, incluyendo la posibilidad de estar experimentando emociones múltiples. A mayor nivel de madurez, consciencia de que uno puede no ser consciente de los propios sentimientos debido a una intención selectiva y dinámicas inconscientes.
  • Habilidad para discernir las habilidades de los demás, en base a claves situacionales y expresivas que tienen un cierto grado cultural para el significado emocional.
  • Habilidad para utilizar el vocabulario emocional y términos expresivos habitualmente disponibles en una cultura. A mayor nivel de madurez, la habilidad de captar manifestaciones culturales que relacionan la emoción con los roles sociales.
  • Capacidad para implicarse empáticamente en las experiencias emocionales de los demás.
  • Habilidad para comprender que el estado emocional interno no necesita corresponderse con la expresión externa, tanto en uno mismo como de los demás. En niveles de mayor madurez, comprensión de que la propia expresión emocional puede impactar en otros, y tener esto en cuenta en la forma de presentarse a sí mismo.
  • Habilidad para afrontar emociones negativas mediante la utilización de estrategias de autocontrol que regulen la intensidad y la duración de tales estados emocionales.
  • Consciencia de la estructura y naturaleza de que las relaciones vienen en parte definidas por: el grado de inmediatez emocional o sinceridad expresiva, el grado de reciprocidad o simetría en la relación. De esta forma, la intimidad madura viene en parte definida por compartir emociones sinceras, mientras que una relación padre-hijo puede compartir emociones sinceras de forma asimétrica.
  • Capacidad de autoeficacia emocional: el individuo se ve a sí mismo y se siente, por encima de todo, como se quiere sentir. Es decir, la autoeficacia emocional significa que uno acepta su propia experiencia emocional, tanto si es única y excéntrica como si es culturalmente convencional, y esta aceptación está de acuerdo con las creencias del individuo sobre lo que constituyen un balance emocional deseable. 

Sin duda, la inteligencia emocional es una protagonista en el tema que nos ocupa. Y si en el ámbito académico Saarni es una autora destacada, en el de la divulgación lo es Daniel Goleman y su famoso libro de 1995 con ese título. Por si es de tu interés, en el siguiente enlace te ofrezco un vídeo de veintidós minutos en el que se resumen los temas e ideas más destacadas del mismo:

Ámbito laboral

En el capítulo tres del libro “Inteligencia emocional en el trabajo“, Daniel Goleman define la competencia emocional en el ámbito de la empresa como “una capacidad adquirida basada en la inteligencia emocional que da lugar a un desempeño laboral sobresaliente”. Este enfoque tuvo gran impacto en los departamentos de recursos humanos de las organizaciones porque los orientaba a través de ciertos conceptos, tanto para poner foco, como para medir y mejorar la conducta emocional derivada en los colaboradores en sus puestos de trabajo.

Tras mucha observación e investigación ya sabemos que -no sin dificultad- esta competencia se puede aprender y entrenar. También sabemos que la competencia emocional determina la habilidad que tiene una persona para interactuar de forma constructiva con otras. 

Goleman (1999) en su libro “La práctica de la inteligencia emocional” explica que, desde las investigaciones realizadas, se puede afirmar que el éxito profesional de una persona no depende tanto del cociente intelectual, estudios realizados o experiencia en el puesto, como del nivel de inteligencia emocional.

Enfoque práctico

Tras lo que hemos leído hasta aquí, tenemos claro que lo que más ayuda para la consecución de cualquier objetivo o proyecto personal para el desarrollo emocional es disponer un conjunto claro y completo de habilidades que, integradas, conforman la competencia emocional, incluyendo tanto elementos operativos de inteligencia emocional, como de inteligencia social.

ecpEn mis intervenciones con proyectos de clientes en los que la competencia emocional es clave, como miembro de la red internacional de consultores de Persona Global Inc.,  utilizo el modelo de capacidad emocional generado por Cheril Wright & Frances Tweedy  y, con él, su perfil-diagnóstico asociado.

Para facilitar el desarrollo de la capacidad emocional personal, tenemos en cuenta 24 elementos distribuidos entre 5 componentes que, juntos, capacitan a cualquier individuo para lograr eficazmente sus objetivos:

  • Autoconciencia.
  • Autorregulación.
  • Automotivación.
  • Conciencia Social.
  • Habilidades sociales.

Por los nombres otorgados es claro que, por una lado, contemplamos componentes tanto de conocimiento, como de acción y por otro, algunos internos (Autoconciencia, Autorregulación, Automotivación) y otros externos (Conciencia Social, Habilidades sociales).

Las investigaciones indican que para poder demostrar niveles altos y sostenibles de capacidad emocional necesitamos mantener puntos fuertes en varios de los 24 elementos anunciados. Por ello, ahora veremos cuales son los elementos que conforman cada uno de los cinco componente del modelo.

guia_inteligencia

Descripción de los elementos

Autoconciencia.

  • Conciencia emocional: describe nuestra habilidad para ser conscientes de nuestras emociones en el momento de experimentarlas. Esto no significa ser capaz de reflexionar a posteriori y reconocer las emociones experimentadas en el pasado. Significa que, en el instante de experimentar una emoción somos capaces de reconocerla y de reconocer las causas que la han producido. Desde esta conciencia somos capaces de utilizar la energía asociada con esta emoción de manera que nos lleve a un resultado (más) apropiado, tanto para nosotros como para las demás personas involucradas.
  • Autoevaluación realista: describe nuestra habilidad para identificar nuestros puntos fuertes y limitaciones en cualquier situación, y para ser receptivos al feedback directo sobre ambas. También incluye nuestra habilidad para aprender de nuestras experiencias menos positivas.
  • Autoconfianza: indica el grado de confianza que generalmente mostramos al plantear puntos de vista propios y distintos a los demás y a la hora de tomar decisiones en situaciones de incertidumbre.

Autorregulación.

  • Autocontrol: se refiere a la forma con que manejamos las emociones disruptivas para que no nos afecten de manera negativa a nosotros o a otras personas. Esto no implica la supresión de las emociones, sino que nos permite desviar la energía asociada hacia pensamientos o acciones más positivas. Por lo tanto, el autocontrol nos capacita para permanecer centrados en nuestras tareas en épocas de presión o tensión.
  • Confiabilidad: se refiere a la tendencia a mostrarse como persona genuinamente abierta y honesta con los demás y nosotros mismos; significa, además, conocer nuestros principios para permanecer coherentes.
  • Diligencia: cumplir regularmente con nuestras promesas y perseverar para conseguir que las cosas se hagan.
  • Adaptabilidad: afrontar los cambios y los nuevos desafíos con la adecuada flexibilidad. implica la capacidad para retomar la dirección adecuada ante los contratiempos.
  • Innovación: significa la tendencia a buscar activamente ideas distintas y ser capaz de proponer algunas nosotros mismos. También implica mostrarse personalmente abierta ante cursos de acción completamente distintos a los previstos.

Automotivación

  • Motivación de logro: significa esforzarse por mejorar o satisfacer un determinado criterio de excelencia. Es la habilidad de automotivarnos con objetivos desafiantes y, al tiempo que aprendemos durante el proceso, de buscar oportunidades para mejorar las formas de conseguirlos.
  • Compromiso: significa reconocer que los logros personales deben de estar alineados con los valores de la organización y que, a veces, los objetivos de ésta deben prevalecer sobre los individuales. También incluye el ser capaz de basarse en los valores de la organización para decidir cómo mejorar los objetivos de equipo.
  • Iniciativa: se refiere al aprovechamiento de aquellas oportunidades que lleven a encontrar mejores caminos para que el equipo consiga sus objetivos. También significa ser capaz de introducir cambios para motivar y entusiasmar a los demás. A veces, esto puede implicar tensar las reglas para encontrar soluciones de Ganar-Ganar.
  • Optimismo: es la anticipación del éxito. Significa esforzarse de forma continuada para alcanzar los objetivos, incluso en tiempos difíciles; incluye la predisposición para analizar los errores en lugar de entrar en el juego de la autoculpabilidad.

Conciencia Social

  • Empatía: implica la habilidad de ser capaz de comprender las emociones de los demás, sus puntos de vista, y demostrar un interés genuino por ellas y ellos.
  • Orientación hacia el servicio: es la habilidad para identificar las necesidades de un cliente (interlocutor) y superar sus expectativas hasta un nivel en el que nos devuelva un feedback positivo.
  • Desarrollar a los demás: estar preparado para reconocer, ofrecer feedback, directrices y procurar oportunidades de aprendizaje a los demás para que puedan mejorar sus habilidades y conocimientos.
  • Aprovechamiento de la diversidad: implica el aprovechamiento de las oportunidades que nos brindan diferentes tipos de personas y hacer frente a las acciones intolerantes.
  • Conciencia organizacional: incluye la habilidad para identificar a las personas más influyentes de la organización y la capacidad para registrar las corrientes políticas y sociales subyacentes en las organizaciones en las que estés.

Habilidades Sociales

  • Liderazgo: inspirar, dirigir y orientar a grupos y personas. Hacerse cargo de las cosas cuando es necesario y hacer a los demás responsables de sus logros a través de su empoderamiento.
  • Influencia: habilidad para usar estrategias de persuasión a nivel personal y organizacional.
  • Comunicación: lograr un entendimiento mutuo a través de la escucha reflexiva, incluso cuando se traten asuntos difíciles.
  • Catalizador del cambio: buscar alternativas a métodos ya existentes y cuando es necesario animar a otros para que acepten los cambios.
  • Gestión de conflictos: usar la diplomacia para conseguir soluciones Ganar-Ganar cuando aparecen conflictos.
  • Colaboración: eficacia para crear y mantener una red de relaciones personales y la capacidad de trabajar cooperativamente en grupos para conseguir objetivos comunes.
  • Habilidades de equipo: habilidad para crear sinergia grupal en la consecución de metas colectivas.

Tras esta breve descripción, entendemos que para ser emocionalmente capaz de forma sostenible, es preciso integrar todas estas habilidades y aprender a priorizarlas para gestionarlas y gestionarnos de forma proactiva.

Perfil diagnóstico individual

Más allá de la claridad de los conceptos y de la comprensión de la teoría al respecto, sin duda, poder tener acceso a la información personal necesaria para conocer el nivel “actual” del desarrollo y posibles consejos de mejora, es clave. De esta forma podemos comprender mejor el impacto que producimos en nuestro entorno y tomar las mejores decisiones al respecto.

Para facilitar esta tarea, en los proyecto de desarrollo de la competencia emocional, contamos con el acceso al informe individual 360º en el que, desde las distintas percepciones de varias personas del entorno, ofrecemos datos sobre los 24 elementos descritos e integrados entre los cinco componentes del modelo.

ECP-informe

A continuación te invito a ver un pequeño vídeo explicativo sobre en enfoque de este informe individual:

Competencia emocional y resiliencia

Íntimamente ligado al nivel de la capacidad emocional, con sus competencias y habilidades asociadas, lo está nuestra capacidad para desarrollar y mantener el nivel de resiliencia personal. Si te interesa saber más sobre ello, puedes acceder a un artículo anterior pinchando aquí.  

Me gustará conocer tu opinión y comentarios:

  • ¿Te interesa este tema?
  • ¿Qué recomiendas sobre estas competencias y habilidades?
  • ¿Tienes algún autor o autora que te guste especialmente?
  • ¿Tienes experiencia directa en su implementación?

Si te quieres saber más acerca de cómo usar este modelo y el perfil-diagnóstico asociado en tu organización, ponte en contacto conmigo: hola@juanjoroca.es 

Juan José Roca

Consultor para el desarrollo de habilidades directivas y de equipos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close